Racores Super-Rápidos doble sujeción Camozzi Serie 8000

     Descripción

Con la gran experiencia de Camozzi, en la fabricación de racores push-in en el campo neumático y del estudio profundizado en la industria del fluido se nació la serie de racores super-rápidos de doble sujeción Serie 8000. Esta nueva serie deriva de la Serie 6000, ampliamente comprobada en el sector de la Neumática.

     Características

Diámetros ø 4, 6, 8, 10, 12
Roscas Gas cilíndrico ISO-228 (BSP)
Temperatura -20°C ÷ 80°C
Tubo de conexión Poliamida (PA) 6 - 11 - 12 , PU, Polièster Hytrel
Fluidos Todo los fluidos compatibles con los materiales del racor y con los cuales necesitan un alto cierre, por ejemplo con el agua. Para otros fluidos consultar nuestros técnicos.
Materiales cuerpo y pinza en láton niquelado, juntas en NBR
Presión de trabajo min. - 0,9 - max. ÷ 60 bar.
Los racores Serie 8000 resisten a una presión de 60 bar. Sin embargo, el tubo utilizado puede comprometer o limitar la presión de trabajo de forma considerable

Racores Super-Rápidos Camozzi Serie 8000

Racores Super-Rápidos Camozzi Serie 8000

Racores Super-Rápidos doble sujeción Camozzi Serie 8000

     Descripción

Con la gran experiencia de Camozzi, en la fabricación de racores push-in en el campo neumático y del estudio profundizado en la industria del fluido se nació la serie de racores super-rápidos de doble sujeción Serie 8000. Esta nueva serie deriva de la Serie 6000, ampliamente comprobada en el sector de la Neumática.

     Características

Diámetros ø 4, 6, 8, 10, 12
Roscas Gas cilíndrico ISO-228 (BSP)
Temperatura -20°C ÷ 80°C
Tubo de conexión Poliamida (PA) 6 - 11 - 12 , PU, Polièster Hytrel
Fluidos Todo los fluidos compatibles con los materiales del racor y con los cuales necesitan un alto cierre, por ejemplo con el agua. Para otros fluidos consultar nuestros técnicos.
Materiales cuerpo y pinza en láton niquelado, juntas en NBR
Presión de trabajo min. - 0,9 - max. ÷ 60 bar.
Los racores Serie 8000 resisten a una presión de 60 bar. Sin embargo, el tubo utilizado puede comprometer o limitar la presión de trabajo de forma considerable